Campaña de prevención de la trata de personas en Medellín¨

Sabías que el asunto de la trata de personas va más allá de la explotación sexual, también se presenta en la modalidad de trabajos o servicios forzados, el matrimonio servil, la esclavitud, la servidumbre y la extracción de órganos. Esta práctica se ha caracterizado por la adopción de métodos fraudulentos y engañosos para atraer a las víctimas que luego son trasladadas a su destino con escalas en diferentes países con documentación falsa, una vez allí sus documentos son despojados con la intensión de pagar los gastos del viaje realizado, implicando un trabajo forzado para la persona sometida.

Según el Ministerio del Interior del Gobierno de Colombia “el año 2013 a la fecha, se han registrado un total de 422 casos de Trata de Personas, de los cuales, el 84% corresponde al género femenino, siendo la modalidad de explotación sexual la de mayor preponderancia con un 60%, seguido por trabajos forzados con un 25%. En cuanto a la de edad el mayor porcentaje de casos registrados gira en torno al rango de los 18 a los 30 años con un 58%”. Para el 2018, solo hasta el mes de mayo, se presentaron 35 casos.

En el año 2005 entró en vigencia la Ley 985 que “adopta las medidas contra la trata de personas y normas para la atención y protección de las víctimas de la misma”, allí se decreta la una estrategia nacional contra la trata de personas, la ruta para la prevención, la protección y asistencia a las víctimas, el fortalecimiento de acciones contra la trata de personas y el establecimiento de un Comité Interinstitucional con el respectivo Sistema Nacional de Información. Lo que implica noticias positivas para la atención, prevención y regulación de dicho delito en nuestro país.

Este delito internacional es de lesa humanidad y viola los derechos humanos. En Colombia penaliza de 13 a 23 años con una multa de 800 a 1.5000 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes a quien “que capte, traslade, acoja o reciba a una persona, dentro del territorio nacional o hacia el exterior”.

Para el año 2000, en Palermo, Italia, se realizó la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Trasnacional, allí fue radicado Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, que solo entró en vigencia hasta el 29 de septiembre de 2003. Allí se plantea el objetivo de prevenir y combatir la trata de personas prestando especial atención a las mujeres y los niños, proteger y ayudar a las víctimas respetando plenamente sus derechos humanos y promover la cooperación entre los Estados.

De esta forma los diferentes países del mundo cuentan con intercambios de información y formación, normativas para regular la situación de las víctimas, un protocolo para asistir y protegerlas, técnicas para retornar a su país de origen, programas de prevención integrales multi-disciplinarios, el fortalecimiento de medidas fronterizas y controlar la seguridad en los documentos de viaje.